Maison

Title Image

El metaverso y los peques

No se debe empezar un texto con la palabra «No». Parece que es
muy negativo; O al menos eso es lo que te enseñaban en mi época cuando
estudiabas la carrera de Publicidad.
NO estoy de acuerdo… De ahí la palabra que usé para empezar a escribir
este párrafo y los siguientes a continuación.

¿No deberíamos pararnos a pensar en el mundo real?

No estoy para nada en contra de la tecnología; Sin ella no podría
estar haciendo esto, entro otras cientos de cosas. Pero eso no quiere
decir que me guste todo de ella como, por ejemplo, el «metaverso»
Tal vez es por ignorancia, por no terminar de entenderlo, o porque no soy
una nativa digital y tuve la suerte de conocer el mundo analógico también.
Algo que no ocurre con los niños de este siglo.

Móvil y demás compis electrónicos

No entiendo que los niños «vivan» conectados a los dispositivos;
Que coman hipnotizados mirando el móvil, la tablet o las mini
consolas, 
en vez de hablando o interactuando con los seres HUMANOS
que están sentados a la mesa con ellos.

Más o menos nocivo

No es lo mismo ¿Verdad?
Cuando le damos el chupete a un bebé para que se calme, tal vez le
generamos confusión con el pezón de la mamá o un problema con
los dientes más adelante. Pero cuando los enchufamos a los
dispositivos, 
creo que estamos propiciando algo mucho más
complicado.

No todos, pero muchos especialistas afirman que el  metaverso
puede provocar efectos negativos en la salud mental;
Consideran que se puede generar una dependencia similar a la que
muchos han desarrollado a internet y las redes sociales. Y temen
que los casos de trastornos mentales como depresión aumenten.

¡Bienvenidos al mundo real!

Noooo, claro que en el mundo ideal todo es más bonito que en el real.
Por eso, los que saben del tema, piensan que la simulación que
provocan los entornos digitales puede ser contraproducente.
En algunos casos, se puede experimentar tristeza al volver a entrar
en contacto
 con la “realidad real”. Te quitas las gafas y sólo puedes
ver tu vida tal cual es. Con todo lo bueno, pero también con todo lo malo.
No se trata de eso? De enseñarle a los peques a que en la vida no
es
 todo color de rosas ¿A ser resilientes, aprendiendo a levantarse
después de cada caída? ¿ A tolerar la frustración? ¿Y a entender
que lo importante en la vida no es ser perfecto sino ser feliz?

Más allá del universo

¿No lo sabías? Yo tampoco…
La palabra «metatarso» es un acrónimo y quiere decir
«Más allá del universo».

Meta viene del griego y significa «más allá»; «Verso» hace referencia
al universo. Entonces, literalmente, las personas que interactúen en el
metatarso están más allá de todo.

Ahora la pregunta es:

¿Queremos que los peques estén más allá del universo real?
Aquí las posibles respuestas:

1. Por un rato está bien, pero no todo el tiempo.
2. Claro que sí ¡El metaverso es el futuro!
3. Por supuesto, hay que ser muy necio para negarles la tecnología
a los niños.
4. No, yo prefiero que mis hijos vivan en el mundo real y aprendan
a relacionarse con seres humanos y no con avatares.

¿Cuál sería tu respuesta?